¡Escribe tu libro ya!

 

Doctor Benavente:

Mi mami me dijo que tú tendrías todas las respuestas a mis preguntas. Ella ya no me contesta, porque dice que perdió las respuestas bajo el lavarropas, y cada vez que quiero saber algo tiene la mirada perdida. Creo que no me escucha. Así que si tú puedes ayudarme, me gustaría que me mandaras una carta larga, con mi nombre en un sobre verde. Puede traerla el cartero y dejarla en nuestro buzón que parece una casita. O si no… ¡Sí! ¡Mejor! Que la traiga una paloma mensajera. Entonces, quiero saber: ¿Porque el cielo es celeste? Y… por que llueve. Por que los payasos siempre están tristes… Será por qué usan esa pintura para la cara tan fea. Y…

Preguntón

____________________________________________ 

 Preguntón:

Sé que tu carta, que me llegó en un sobre rojo a la puerta de mi casa, era un poco más larga de lo que aquí se muestra. Es que no tenemos espacio para publicar todos tus interrogantes. ¿Has pensado en convertirte en filósofo cuando crezcas? No, seguro que esto solo te preocupa ahora porque aún eres un infante. ¿Qué edad tienes? ¿Seis, siete?

Tu madre, evidentemente, es una mujer muy inteligente que en cuanto encuentra la oportunidad desconecta su cerebro de sus oídos y deja de escucharte. Me imagino que si preguntas todas tus dudas en vivo y en directo debe querer suicidarse cada vez que llegas del colegio, ¿no?

Bueno, no sé por qué el cielo es azul, por qué llueve, por qué los dinosaurios se extinguieron o por qué Bob Esponja es tan divertido. Si lo supiera, tampoco te lo diría, porque creo que Patricio es más divertido que Bob Esponja. Pero bueno… no tengo intención de jugar a este jueguito contigo. Ya estoy grande y poco paciente. Además existe Internet, así que googlealo

Lo que sí consideraré un acto de caridad, una devolución a la comunidad, un regalo desinteresado para con la raza humana es lo que voy a hacer a continuación: desasnarte.

Tienes problemas con los porqués. Sí, muchos problemas, y viendo que a ti todo te intriga en esta vida, voy ayudarte a que puedas formular tus preguntas correctamente. De esta manera, podrás martirizar a tu madre, que cometió el grave error de traerte al mundo. Y también a tu padre o a tu padrastro o a tu otra madre… ¿Quién lo sabe? Estas familias modernas…

En fin… mucha gente tiene problemas para diferenciar “porque” de “por qué” y de “por que” y de “porqué”. ¿Entiendes? Es simple si conoces su función, sus equivalencias y sus significados. Si es así, no tendrás manera de confundirte.

Hablemos primero de los términos que se escriben sin separación. Tenemos el clásico “porque”. En este caso funciona como una conjunción causal que da paso a una oración subordinada. Digamos… tú me haces una pregunta… “porque”… no sabes algo. ¿Comprendes? ¿Cuál es la causa de que molestes a todo el mundo? Tu ignorancia.

Este “porque” es una palabra átona; la sílaba acentuada es la primera. Esto te ayudará a diferenciarla de las otras. Además, puede ser reemplazada por “ya que” o “dado que” sin que haya diferencia. Prueba:

Preguntón pregunta mucho porque no sabe nada de la vida.

El doctor Benavente responde a las consultas de Preguntón, porque él disfruta mucho de la compañía de los niños.

La última oración es una total mentira, pero está correctamente escrita.

Prosigamos, aunque esta vez debemos agregar una tilde en la “e”. Así tendremos “porqué”, que es un sustantivo masculino. ¿Cómo te das cuenta de esto? Porque se le puede agregar un determinante o un artículo que lo modifique. Además, también se puede pasar al plural. En este caso “porqué” significa ‘causa’, ‘razón’, o ‘motivo’.

Este niño siempre está repleto de porqués.

Los porqués agobian tanto a la madre como al doctor Benavente.

El cielo es azul y punto. El porqué deberás buscarlo por ti mismo.

Ahora sigamos con la palabra, pero separada. Cuando va tildada en la “e” es porque se trata de una pregunta, así que presta atención, porque esto te interesará mucho. “Por qué” se utiliza en oraciones interrogativas, ya se sean directas (las que precisan signos de interrogación) o indirectas (las que se incorporan al texto). En este caso “por” es una preposición, mientras que el “qué” es un pronombre interrogativo. Son dos palabras diferentes y por este motivo deben escribirse separadas.

¿Por qué Preguntón manda cartas como en mis tiempos y no escribe correos electrónicos como se acostumbra en la actualidad?

Yo no entiendo por qué no me jubilo de una buena vez así dejo de tolerar cartas como éstas.

Finalmente llegamos al último, el menos utilizado, aunque puede causar tantos problemas como los demás. Se trata del “por que” que se escribe sin tilde y también es una palabra átona.

Se puede tratar de dos casos. En primer lugar, el “que” funciona como una conjunción y el “por” es una preposición regida por algún verbo. El ejemplo más sencillo, porque realmente ya no tengo ganas de pensar y ya es casi la hora de ver el noticioso, es el siguiente:

La madre de este niñato no se preocupa por que su hijo aprenda.

El “por” es requerido por el verbo “preocupar”. Es que uno se preocupa o no se preocupa, pero si te preocupas, pues entonces siempre es “por” algún motivo.

En segundo lugar, escribirás “por que” cuando el “por” actúe como una preposición y el “que” como un pronombre relativo. Sé que esto es difícil, porque estas formas ya están en desuso. Bueno, las cartas convencionales también y tú aún sigues utilizándolas, así que… ¿Cómo haces para darte cuenta? Prueba intercalando un artículo:

Que tu madre no te preste atención es la razón por (la) que me has escrito esa extensa carta.

Espero haber sido claro en mi explicación y que mi respuesta no despierte en ti otros doscientos porqués que te hagan creer que tienes la necesidad de volverme a enviar una misiva. 

PD: Disculpa que no haya podido cumplir con tu deseo… pero en mi casa solo encontré sobres celestes.

 

Artículo relacionado:

Dequeismo

Comentarios

Se el primero en comentar

Añadir comentario

Tienes que estar registrado para publicar un comentario.
Copyright © escribetulibroya.com 2011, Todos los derechos reservados
Powered by WordPress

Warning: substr() expects parameter 3 to be long, string given in /home/httpd/vhosts/escribetulibroya.com/httpdocs/wp-content/themes/inki_v.2.1/footer.php on line 54