¡Escribe tu libro ya!

 

Estimado Dr. Benavente:

 Soy yo de nuevo, y quiero agradecerle por su explicación tan completa. Gracias a usted pude disculparme con mi mujer y me dejó volver a dormir al dormitorio. Sin embargo, sigo con algunos problemas. Es que ahora mis actividades domésticas han sido ampliadas: pretende que la espere todas las noches con la cena preparada. ¿A usted le parece? Y yo que no sé cocinar… Además, después de su respuesta, me encuentro queriendo hervir coliflor y no tengo ni idea de si es una palabra masculina o femenina. ¿Es “la” o “el”? ¿Podría ayudarme a salir de este brete?

Agradecido de antemano.

Amo de Casa Desesperado

 ____________________________________________

 

Amo de Casa Desesperado:

Me alegro de que mi respuesta haya resultado de utilidad. De lo que no me alegro es de que tu mujer no se haya dado cuenta del tarambana que tiene al lado. Pero ese es otro tema. Debo decirte que no te puedo ayudar en lo que a gastronomía se refiere. No soy quién para darte clases de cocina, aunque me considero un eximio cocinero.

Lo que sí puedo es echar luz sobre tus problemas culinarios, al menos en lo que a artículos determinados se refiere. Por ejemplo: cuando se trata de preparar coliflor, aunque en muchas partes de América se emplee el artículo masculino, su uso extendido en la mayoría de los países de habla hispana es en femenino: la coliflor.

“Deberás hervir la coliflor para prepararle una exquisita cena a tu mujer”.

“Si la coliflor no está gustosa, temo que volverás a dormir en el sillón”.

Entrando en tema, te voy a dar una mano más, para ayudarte en la cocina: si decides hacer algún platillo dulce, ten en cuenta que ya no es más la hojaldre. Eso quedó en el pasado, ahora es:

El hojaldre puede ser una buena opción para sorprender a tu esposa”.

Ya que estamos en los postres, recuerda que puedes utilizar azúcar tanto en femenino como en masculino. Y sí, con tantos estudios de género y visibilidad gay que anda dando vueltas en la actualidad, ya no se sabe para qué lado dispara el azúcar. Habitualmente es más extendido el uso en masculino, en especial cuando se trata del plural:

El azúcar debe verterse en la mezcla”.

“En este postre puedes combinar los azúcares que te plazca”

Cuando la palabra “azúcar” va acompañada de un adjetivo especificativo, este puede ser tanto masculino como femenino, aunque es predominante la utilización del femenino:

“Si no repones la azúcar negra, tu mujer se va a enfadar”.

Me imagino que tanta explicación sobre alimentos te habrá dado hambre. Que es “el” hambre y no “la” hambre, aunque se trate de un sustantivo femenino. Esto sucede con varias palabras comenzadas por “A” o “HA”, cuando la primera sílaba es tónica. Esto quiere decir que sonoramente la primera sílaba va acentuada, por lo que colocar un artículo femenino delante causará un sonido bastante feo. No pasa lo mismo con “harina”, aunque ésta es una palabra que se presta a confusión, si bien es claro que la primera sílaba es átona (no está acentuada).

La harina te puede sacar de varios apuros en la cocina”.

En cambio

“El harina te puede meter en muchos líos si no colocas correctamente el artículo que corresponde”.

Pero volvamos al problema central: el hambre. También corre la misma regla para “agua”. Te lo aclaro, por si eres abstemio.

El hambre no te debe dejar pensar y por eso actúas como un tonto”.

“Bébete el agua que te he servido”.

Igual no puedes olvidar que ambas son palabras femeninas, por lo que si quieres acompañarlas con adjetivos, estos deben concordar en género.

“Tengo mucha hambre, porque tú no sabes cocinar”.

El agua cristalina que me serviste no sacia mi sed”.

Pero… Oh, sí, siempre hay un “pero”, presta atención, Amo de Casa Desesperado: si el adjetivo se coloca entre el artículo y el sustantivo, entonces este sí debe concordar en género, ya que no hay riesgo de que suene mal al pronunciar la frase. Para que me entiendas:

La terrible hambre que sufriremos de ahora en más”.

La fresca agua del manantial”.

Espero que haya quedado todo bien en claro, pero aún más espero, por tu futuro, que además de emplear bien los artículos, realmente aprendas a cocinar…

Comentarios

Se el primero en comentar

Añadir comentario

Tienes que estar registrado para publicar un comentario.
Copyright © escribetulibroya.com 2011, Todos los derechos reservados
Powered by WordPress

Warning: substr() expects parameter 3 to be long, string given in /home/httpd/vhosts/escribetulibroya.com/httpdocs/wp-content/themes/inki_v.2.1/footer.php on line 54