¡Escribe tu libro ya!

 
23 septiembre 2011 por Publicado en: Consultorio Lingüístico, Ortografía Tags: 1 comentario

Cordial Dr. Benavente:

Siento molestarlo, pero ante una duda como la que me aqueja en este instante, no puedo mirar hacia otro lado. Estoy intentando escribir una petición para salvar a las polillas tejedoras que los grupos armados de antiplagas insisten en exterminar de los roperos. ¿A usted le parece? Como si esos indefensos animalitos le hicieran mal a alguien. El asunto es que rebotaron mi petición on-line, porque me aseguraron que tenía demasiado signos de puntuación confusos. Pero… estoy seguro de que la veintena de punto y coma que separan mis oraciones no deberían considerarse confusos, ¿no le parece? Creo que es el signo más interesante, porque une el punto y la coma, y como es un hombre inteligente me imagino que usted sabe lo que eso significa: “la unión hace la fuerza”. Espero que me ayude y, de paso, que cuando esté terminada la petición pueda sumarse a miles de personas que luchan día a día por la preservación de la polilla tejedora.

Atentamente,

Hasta la Victoria Siempre

_________________________________________


Cordial Hasta la Victoria Siempre:

Ahora estoy en una encrucijada: ¿te ayudo con tu problema de puntuación o dejo que sigan rebotándote la petición? ¡Por favor! ¿A quién se le puede ocurrir querer salvar a las polillas? No debería ayudarte, después de todo esos insectos desagradables acabaron con mi pijama de seda italiana…

Voy a dejar de lado que seas un activista de PETA amateur, o que te creas que por juntar firmas virtuales tú o alguno de esos que desde la comodidad de su hogar andan llenándonos el correo electrónico de peticiones carentes de sentido van a cambiar algo en este mundo. Pfff…

En fin, a ti, guerrillero de la arroba, debo decirte que es bueno que uses el punto y coma, uno de los signos de puntuación más maltratados de nuestra lengua. Pero que lo uses no significa que abuses, espero que entiendas la diferencia.

Es cierto, como bien expresas en tus dichos de bolchevique barato, que el punto y coma es precisamente la unión de otros signos: el punto y la coma. Graficado de esta manera y escrito siempre pegado a la palabra anterior y separado por un espacio de la posterior, este signo gráfico es el que más complicaciones parece traerle a la población en general.

Voy a dejar de lado las polillas y me concentraré en desasnarte:

Primero que nada el punto y coma (;), como suele decirse, se utiliza para hacer una pausa menor que el punto, pero mayor que la coma. Sí, por supuesto esto no queda claro para la mayoría de los mortales, que solo saben utilizarlo como parte del emoticón simpático que guiña el ojo.

Es que en realidad el uso del “;” es bastante subjetivo; claro, si sabes escribir correctamente. A veces puede ir reemplazado por la coma (,), el punto (.) o los dos puntos (:), y por eso depende de quién escribe cómo lo utiliza. Lo cierto es que hay que poner en uso el instinto y ver, por ejemplo, si hay demasiadas comas repetidas o si la colocación de un punto puede quebrar la unidad del concepto; en este caso es mucho mejor la utilización del punto y coma.

Lo cierto es que el punto y coma tiene algunos usos bien estipulados. A saber: separa oraciones unidas por yuxtaposición (sin conjunción) que poseen una fuerte relación semántica. Por ejemplo: de causa-consecuencia.

“Las polillas tejedoras acaban con toda la ropa que se cruza en su camino; es necesario exterminarlas”.

Separa los elementos de una enumeración cuando alguno de estos es compuesto (cuando tiene comas):

“Los comandos antiplagas exterminan: las palomas; las cucarachas; las ratas; y las polillas tejedoras,  que Hasta la Victoria Siempre intenta salvar desde detrás del monitor”.

En general, se coloca el punto y coma delante de conectores adversativos, concesivos o consecutivos. Para ser más claro, puedes usarlo por ejemplo antes de “sin embargo”, “pero”, “mas”, “aunque”, “por tanto”, “por consiguiente”, siempre que la segunda oración sea muy extensa o lleve comas.

“Estoy seguro que con esta explicación aprenderás a utilizar este signo; sin embargo, es poco probable que te acepten la petición, ya que es mejor terminar con esas polillas asquerosas de una buena vez”.

Mucha gente no utiliza el punto y coma, porque es más simple no colocarlo que intentar entender para qué sirve. Es por eso que algunos estudiosos de la lengua (otros que se la pasan siempre detrás del escritorio) aseguran que estamos en una etapa de peligro de extinción para este signo ortográfico.

Así que como verás, Hasta la Victoria Siempre, es mucho mejor crear una petición para que la gente aprenda su correcta utilización, y que el punto y coma no se extinga, a seguir luchando por esos minúsculos insectos desagradables.

PD: De más está decirte que evites enviarme la petición; jamás la firmaré.

Comentarios

  1. Carla
    Sab 22nd oct 2011 at 8:34 am

    Querido Dr. Benavente, quiero que sepa que me encantan sus artículos y desde ahora seré su fiel seguidora.
    Carla

Añadir comentario

Tienes que estar registrado para publicar un comentario.
Copyright © escribetulibroya.com 2011, Todos los derechos reservados
Powered by WordPress

Warning: substr() expects parameter 3 to be long, string given in /home/httpd/vhosts/escribetulibroya.com/httpdocs/wp-content/themes/inki_v.2.1/footer.php on line 54