¡Escribe tu libro ya!

 

Dr. Benavente:

 

Solicito su ayuda con desesperación ya que solamente un problema me aqueja: me encuentro solo y únicamente con su ayuda podré solucionar este asunto.

Necesito saber si es que “sólo estoy solo” o si “solo estoy solo”, algo que me confunde en esta inmensa soledad, porque nunca voy a entender si puedo o debo acentuar la palabra o si lo que se acentúa con mi duda es solo el problema… ¿Piensa que tengo solución, Dr. Benavente?

Agradezco por adelantado su respuesta.

 

Chico Solitario


____________________________________

Estimado Chico Solitario:

No te aflijas, esto le pasa a mucha gente. Y me refiero al hecho de estar solo, no al asunto de saber cuándo tildar la palabra o dejarla como corresponde.

Pero claro, cómo no confundirse si cada dos minutos a las eminencias de la Real Academia Española se les ocurre andar modificando las reglas gramaticales y de escritura. Es lógico que los hispanohablantes anden confundidos, si estos bienintencionados señores de traje y señoras de moño cada tanto desempolvan sus asientos y deciden cambiar letras y sonidos y despejar dudas que solo ayudan a crear más. Todo sea por la venta de libros oficiales… Uno por año… No alcancé a recibir el último que ya salió uno más nuevo, y tuve que usar el viejo, que aún estoy pagando, para atrancar la puerta…

En fin… ¿en dónde estábamos? Ah, sí, cierto, en que estás más solo que un perro… y además tienes la desdicha de no saber cómo acentuar tu condición.

Pero no te preocupes, que puedes andar sin tilde por la vida nomás, porque hace ya más de una década que se decretó (sí, sí, en las academias no se sugiere, se decreta) que la palabra “solo” no lleva tilde. Es que se trata de una palabra llana terminada en vocal, ¿por qué llevaría tilde? El asunto es que esta palabra puede funcionar como adjetivo, pero también como adverbio, y esto puede llevar a confusión. Para que me entiendas, desdichado Chico Solitario, te voy a dar un ejemplo:

-Tú estás más solo que loco malo. — ADJETIVO

-Levanten la mano solo los que tienen compañía (¡tú bájala!). — ADVERBIO

 

En este último ejemplo el “solo” puede ser reemplazado por “únicamente” o “solamente”.

Mientras que antes el adverbio “sólo” siempre llevaba una tilde diacrítica (un signo que le da a la palabra un valor diferente), para distinguirlo de su primo hermano el adjetivo “solo”, en la reforma de 1999, esos llamados académicos decidieron que “solo” sólo se acentuaría cuando se corriera riesgo de anfibología.

No, Chico Solitario, anfibología no es una rama de la biología que estudia a los anfibios, la anfibología es el doble sentido, una palabra u oración que puede interpretarse de dos o varias maneras diferentes.

Para que me entiendas y no se produzca una anfibología en mis propias palabras, verás que no es lo mismo decir:

“El muchacho estuvo teniendo sólo sexo toda la tarde”

que

“El muchacho estuvo teniendo solo sexo toda la tarde”.

 

Te darás cuenta dónde está la diferencia, ¿no? Mientras que el primer muchacho disfrutó durante toda la tarde “únicamente” de los placeres carnales, el segundo muchacho… bueno… el segundo muchacho estuvo tan solitario como tú.

 

Sin embargo, en la reciente reforma de las reglas de ortografía se dispuso directamente que la palabra “solo” jamás lleve tilde, ni como adjetivo, ni como adverbio, ni cuando se pueda producir un mal entendido.

Es que los reyes y reinas de la Real Academia están seguros de que siempre hay alguna manera de evitar la confusión observando el contexto. Y si esto no sucede, sugieren que el “solo” que funciona como adverbio sea remplazado por el “únicamente” o el “solamente”, o que se modifique la oración para que todos puedan entenderla sin problemas (lo que se debería hacer con la primera frase del muchacho que tiene mucho sexo por la tarde, para que nadie lo confunda con el sujeto de la segunda frase).

Estas ideas de los académicos… cómo si no tuviéramos nada que hacer que andar toqueteando todos los textos para que no se presten a confusión…

 

Comentarios

Se el primero en comentar

Añadir comentario

Tienes que estar registrado para publicar un comentario.
Copyright © escribetulibroya.com 2011, Todos los derechos reservados
Powered by WordPress

Warning: substr() expects parameter 3 to be long, string given in /home/httpd/vhosts/escribetulibroya.com/httpdocs/wp-content/themes/inki_v.2.1/footer.php on line 54