¡Escribe tu libro ya!

 

Todos nosotros (quiero decir, todas las personas), escribimos todos los días: un recordatorio en un post-it, la lista del súper, un mensaje sobre la mesa, cuando salimos, para que nuestra familia sepa dónde estamos, mails… miles y miles de palabras cruzan el éter cada segundo, de un escritorio a otro, de una casa a otra, de un continente a otro.

Ahora, cuando pregunto “¿Por qué escribimos?”, no me refiero a esos miles de palabras, sino a los otros cientos de palabras (o decenas de palabras, si somos más tímidos) que escribimos para decirnos algo a nosotros mismos. Porque quien escribe (así, en general) primero escribe para sí, y después, quizás, para los otros.

Escribimos para recordar, para entender, para explicar, para contar… y a todos estos verbos pueden agregarle (nos) al final. ¿Tenemos algo que decir? Podríamos decir que sí. Pero ese no es el motivo principal: todas las personas tienen algo que decir, y no todas escriben. Quien escribe necesita fijar de algún modo sus pensamientos, reflexiones, recuerdos, invenciones. Necesita plasmarlo. Y sí, dije “necesita”, y no, “desea”.

Si preguntamos a diez escritores (noveles, experimentados, famosos o desconocidos) por qué escriben, responderán que es una necesidad. Casi física, a veces. Como comer, como respirar. Escriben porque, como dice la canción “Soy paz, soy pan, soy más”,

hay que sacarlo todo afuera, como la primavera

nadie quiere que adentro algo se muera

sacar lo que se puede afuera

para que adentro nazcan cosas nuevas

 

Y así van/vamos por la vida, garrapateando papeles, atacando nuestro ordenador a cualquier hora del día, repitiendo frases mentalmente hasta que toman forma.

Claro que, una cosa es escribir, y otra cosa es escribir bien. Y no hablamos de transformarnos en Premio Nobel de Literatura, que de esos hay pocos y, la verdad, ninguno de nosotros aspira a serlo… o, bueno, casi ninguno (no queremos herir susceptibilidades).

Escribir bien no tiene nada que ver con la inspiración. Escribir bien es puro trabajo y esfuerzo. Escribir bien no es tener una idea original. Es tener una idea, cualquiera, y “decirla bien”. Es el “cómo”, y no el “qué”. Porque, repetimos, todos tenemos cosas para decir. La diferencia la hace la forma en que las decimos.

Una de las primeras cosas que aprendí en mis años de taller, como estudiante, es que es el tema el que busca su forma (gracias, Gabriela). Podemos decir: voy a escribir un relato corto sobre este tema; pero resulta que ese tema está buscando un poema que lo contenga, que le dé forma. De eso nos daremos cuenta con el tiempo, la práctica, la ejercitación.

El lenguaje es otro tema fundamental. Alejandra Pizarnik, la poetisa argentina, podía pasar días buscando una palabra (literalmente). Uno de los errores que solemos cometer como escritores principiantes es que usamos muchas palabras, demasiadas palabras. Lo que necesitamos no es cantidad, sino calidad: la palabra justa y precisa para esa idea y esa frase.  Y acá podríamos citar a un famoso arquitecto de la Bauhaus, Mies van der Rohe: “Menos es más” (aunque, ahora, parece que nunca lo dijo… en fin…). Una idea no necesita muchas palabras que la expresen, ni tampoco palabras grandilocuentes.

Para comenzar a escribir, debemos hacerlo con sencillez, y hasta humildad. El refinamiento vendrá más adelante, cuando hayamos aprendido los secretos, las técnicas, las formas. Y no solamente aprender cuáles son, sino cuándo y cómo usar cada una.

Esto es sólo el principio. Como dijimos, es cuestión de trabajo, dedicación y esfuerzo. Si se me permite una última cita, que se atribuye tanto a Beethoven como a Edison, Picasso y Einstein (y también es probable que ninguna haya dicho jamás esta frase) “El genio es 10 por ciento de inspiración y 90 por ciento de transpiración“.

Así que, ¡manos a la obra! Comencemos a trabajar.

 

Si quieres comenzar a leer artículos interesantes sobre la escritura, éste, sobre las palabras,  me ha gustado mucho. Quizás a ti también.

 

Comentarios

Se el primero en comentar

Añadir comentario

Tienes que estar registrado para publicar un comentario.
Copyright © escribetulibroya.com 2011, Todos los derechos reservados
Powered by WordPress

Warning: substr() expects parameter 3 to be long, string given in /home/httpd/vhosts/escribetulibroya.com/httpdocs/wp-content/themes/inki_v.2.1/footer.php on line 54